Mi?rcoles, 18 de febrero de 2009
Mt. Tomás Antero Vallejo Copello
antvallcop@hotmail.com
Al estar por finalizar el año escolar 2008, más claro a fines de octubre, conversaba con uno de mis nietos acerca de cómo le iba en el colegio. Ocupa el primer lugar en su clase y está terminando el Tercer Año de Secundaria. En esa conversación, como educador, le pregunté qué había sacado de provecho en sus estudios, en todos estos años-11 en total, si considero pre inicial, inicial, 6 grados de primaria y 3 de secundaria.
 
La respuesta me dejó atónito.
 
¡Mira abuelo, la verdad es que no sé hasta ahora para que me servirá lo que aprendo en el colegio! “Lo que se lleva en los libros y lo que explican los profesores están lejos de la realidad. Todo ahora está en internet. Para que voy estudiar y responderles a los profesores, si lo que preguntan son aspectos teóricos, en la gran mayoría de los casos. Salvo en algo con el profesor de Comunicación y a veces con el profesor de Historia quienes se preocupan de comentar de “mes en cuando” algo sobre la realidad nacional o internacional.
 
¡Todo lo que más he aprendido se lo debo a que me gusta leer y a la permanente consulta que hago por internet de las cosas que más me gustan!
 
Por otro lado, raramente terminan con los programas y año tras año no terminamos los libros. (Errónea idea, pues el libro no es el programa curricular, el texto es un complemento o ayuda). Pero esta idea, creo que se las transmiten los mismos profesores. Ni que decir de lo que gastan los padres en la adquisición de libros. Creo que en Latinoamérica somos uno de los países que más caro cuestan los libros.
 
¡“Si has estudiado sacas buena nota, pero si no has estudiado sacas mala o baja nota. A pesar de que en otro momento puedas haber estudiado y saber más que lo que han sacado 20. Pero como no estudié para el día de la prueba o examen, ya se tiene baja calificación.”! –Pensaba y recordaba mis primeros años como educador, cuando creía que los mejores alumnos eran los que daban bien los exámenes y los malos alumnos eran los que sacaban bajas calificaciones. Con el tiempo esta absurda teoría quedo descartada de mis archivos.-
 
 “Le digo a mi nieto que la evaluación es permanente e integral, y que al final se obtiene un promedio, qué es que determina tu grado de avance. “ Me contesta: “Mira abuelo, pero para que estudias, por la nota o por mejorar cada día tu nivel personal.” Si un día no sabías, puedes saber otro día, y eso los profesores no lo toman en cuenta“.
 
 “Por otro lado, no importa si has entendido o no. –Quién sabe algunos profesores todavía actúan de esa manera. ¿Pero qué es importante en la educación? Para muchos educadores serán las notas que sacan los alumnos. Para otros el aspecto analítico y de reflexión de sus alumnos.
 
Todavía hay profesores que quieren demostrar que saben más que sus alumnos y son los que “jalan” desaprueban – tomándoles cosas difíciles o que enseñaron superficialmente o que no enseñaron, para querer demostrar con ello que son “los capos” de la educación. ¡Qué triste realidad! “
 
¡Ojo! Estamos hablando de educación privada o particular.
 
Pero, ¿por qué razón me dices que no te sirve para nada, lo que recibes en tu colegio? Le insistí.
 
 “La razón es sencilla-me contestó. Lo que está en los libros es pura teoría. La práctica de la vida diaria es otra. Por ejemplo, una cosa dice el libro y otra es la que vemos al salir del colegio. Los kioscos de periódicos con pura literatura o artículos, escritos en jerga. Grandes titulares con fotografías obscenas o puro desnudo. No sabemos lo que pasa en el mundo al momento o lo que pasa al interior del país o en la misma capital. La noticia del día es si han matado a alguien, o si alguna vedette o futbolista ha sido ampayados por los urracos.”
 
 “Estamos siete horas encerrados entre cuatro paredes, escuchando a los profesores; resolviendo problemas, respondiendo a cuestionarios. Todos ellos respondiendo a lo que está escrito en los libros. Pero cuando sales de esas cuatro paredes, te encuentras-abuelo- con otra realidad, mejor dicho te encuentras con la realidad”
 
“Incluso tienes que prepararte en una academia, en la mayoría de los casos, para poder ingresar a una universidad. ¡Lo ves, abuelo! ¡Porqué te digo que el colegio no sirve para nada! ¡Al menos hasta ahora, salvo leer, escribir y resolver operaciones matemáticas, para lo demás no necesitas de profesores para poder aprender!
 
-Inquietantes palabras. Motivo para reflexionar.
 
Pasados los días, ya fueron clausuradas las actividades escolares del presente año. Me enseñó su reporte de notas. Buenos promedios.
 
Algo compleja la lista de capacidades que se evalúan.
 
Las áreas de desarrollo:
Referente a Matemáticas y Razonamiento
Razonamiento y demostración
Comunicación matemática
Resolución de problemas
Actitud frente al área
 
Lenguaje y Comunicación
Expresión oral
Comprensión de textos
Producción de textos
Actitud frente al área
 
Inglés
Comprensión oral y escrita
Producción oral y escrita
Actitud frente al área
 
Ciencia, Tecnología y Ambiente
Comprensión e información
Indagación y experimentación
Juicio crítico
Actitud frente al área
 
Historia
Manejo de la información
Comprensión espacio temporal
Juicio crítico
Actitud frente al área
 
Persona, Familia y Relaciones Humanas
Actitud frente al área
 
Educación Física
Expresión orgánico-motriz
Expresión corporal perceptivo-motriz
Actitud frente al área
 
Arte
Expresión artística
Apreciación artística
Actitud frente al área
 
Computación
Gestión de procesos
Ejecución de procesos
Comprensión y aplicación de tecnología
Actitud frente al área
 
Educación Religiosa
Juicio crítico
Actitud frente al área
 
 
¡Mayúscula sorpresa, cuando le pregunté sobre lo que significaba para él, cada uno de los aspectos o competencias o capacidades evaluadas en cada área de desarrollo! No supo responderme claramente. Le pregunté a otros compañeros, y la verdad como dicen los chicos “estaban en la mera calle”. No tenían ni la menor idea de cómo eran evaluados. Además le pregunté, si los profesores los orientaban sobre los aspectos en que eran evaluados.
 
Lo único que saben es que los profesores los evalúan por medio de las pruebas escritas, intervenciones orales, prácticas y ejercicios, alguna narración, exposición o asignaciones. No saben cómo se evalúa el juicio crítico, la comprensión espacio temporal, gestión o ejecución de procesos, etc. Tampoco diferencian entre razonamiento y demostración con comunicación matemática.
 
Si los alumnos no saben en qué o cómo son evaluados” Pobres los padres de familia”.
 
Le pregunté a mi hija, y la verdad que tampoco conocía mayormente el sistema de evaluación. Al menos me dijo que no era ella la que debía conocer ampliamente el sistema de evaluación, ya que a quien se evaluaba era al alumno y no al padre de familia.
 
Me pregunto: ¿sabrán lo que evalúan los profesores?
 
Lo peor del caso, que los profesores en su mayoría no saben comunicarles a sus alumnos la forma de la evaluación.
 
“Sin embargo, leo propaganda o afiches de varios colegios. En todos ofrecen” orientada la formación a una educación integral y personalizada. Se promueve el desarrollo del pensamiento crítico y creativo del alumno. Busca del alumno en hacerlo un ser pensante, responsable, abierto al diálogo, solidario, activo, capaz de auto educarse toda la vida, reflexivo, etc.”
 
Esta situación me hace recordar cuando estudiaba la Maestría. Fui a mi Alma Mater, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, después de más de 25 años. En la Facultad de Educación se continuaba preparando a los futuros profesores con los mismos programas y eso que estoy hablando de los años 1988 y 1989, con lo que yo había estudiado .Con la misma bibliografía en la mayoría de los casos ¿Pasará lo mismo ahora?
 
Me parece que todavía existe desfase entre teoría y práctica docente, a pesar de la preocupación del gobierno por la capacitación del magisterio, que a mi juicio debe ser un solo sistema y que incluya a docentes de entidades privadas y de entidades públicas. Por la sencilla razón que el Perú es un país .y no dos países.
 
Al escribir este modesto artículo, no hay mayor intención que seguir investigando, si ésta es una situación generalizada o sólo particular de una que otra institución educativa.
 
Lo recomendable sería hacer una encuesta determinada a alumnos que están cursando los años superiores de secundaria y a recién egresados. Esto demandaría, claro un tiempo prudente, y de esta manera tener más claro esta inquietud.
 
La verdad no sé si ya se habrá investigado en estos aspectos y cuáles han sido los resultados.

Tags: educación, docente moderno, maestro moderno, actualidad

Publicado por juang9106 @ 3:03 PM  | PUBLICACIONES
Comentarios (0)
Comentarios