Lunes, 06 de abril de 2009
ABC COSTING
Antecedentes:
El avance tecnológico ha dado lugar a un mayor interés en el desarrollo de sistemas de Costos Basados en la
Actividad (ABC), mediante la identificación de tres factores, independientes pero simultáneos:
1. 
Cambio de la estructura de costos. Antes la mano de obra, representaba  más o menos el 50% de los
costos del producto, los materiales un 35% y los gastos generales un 15%. Ahora, estos últimos,
prácticamente representan un 60% del costo total, los materiales un 30 % y los de mano de obra directa
sólo un 10%.
2. 
El nivel de competencia que  enfrenta la mayoría de las empresas hace sumamente importante el conocer
los costos reales de los productos.
3. 
El costo de las mediciones ha disminuido notablemente mediante el uso de las tecnologías disponibles.
Consideraciones del sistema ABC:
Un básico principio es que no son los productos la causa inmediata de los costos sino que las
actividades exigidas para su fabricación. Las actividades consumen recursos y por ende son
generadoras de costos.
Una adecuada gestión de costos actúa sobre las actividades que originan los costos.
Existe una relación de causa-efecto entre actividades y productos. A mayor consumo de actividades por
producto habrá una mayor asignación de costos.
El sistema ABC asigna en forma más objetiva y precisa los costos. Así, si se calcula el costo de una
actividad concreta, sus respectivos costos serán asignados a los productos en función del uso o
consumo que de cada uno de ellos haya realizado la actividad.
Conceptos:
Actividad: Es aquella actuación o conjunto de actuaciones que se realizan en una empresa, para la obtención
de un bien o servicio. En cada una de ella se realizan tareas que consumen tiempo y recursos, las cuales a su
vez originan costos. Estas actividades son generalmente repetitivas, consumen recursos de costo y tiempo, etc.
Estas actividades se pueden clasificar, ya sea por funciones (ej: recepción de compras o visitas al cliente), por
su naturaleza (ej: concepción de productos o servicios, realización de las tareas operacionales, mantenimiento,
o discrecionales), por su conexión con el objetivo de costos (ej: volumen de producción, organización de los
procesos productivos, sostenimiento de un producto o infraestructura), por su aporte a la generación de valor
(ej: actividades con valor agregado o sin valor agregado), o de acuerdo a su nivel de actuación con respecto al
producto (ej: a nivel unitario, a nivel de lote, a nivel de línea, a nivel de empresa). 
Asignación de los costos a las actividades: 
En general, se pueden crear grupos de costos para conocer los más relevantes de una actividad y asignarlos en
función del consumo de cada uno de los factores, otra forma podría ser que a partir de los departamentos o
centros de costos se podría tener un análisis de los costos antes de asignarlos por actividades.
Generadores de costos: 
Cost-Driver variables que permiten cuantificar las realizaciones de las distintas actividades. Para su selección
se pueden usar variables de cuantificación de una situación( ej: N° de clientes), volumen de trabajo de una
unidad, volumen y complejidad del trabajo de una actividad. Deben expresar claramente la causalidad entre los
costos, actividades y productos o servicios, ser fáciles de detectar , observar y medir y ser representativos de la
actividad habitual de la empresa.
Los  costos se pueden clasificar de acuerdo a su vinculación con las actividades atendiendo al volumen de
producción (mano de obra directa, consumo de materiales, energía...), tipos de organizaciones de la producción
o de logística comercial  (lotes de producción, órdenes de trabajo,...) y costos que no se relacionan con los
objetivos del costo (infraestructura...)
Etapas del sistema ABC:
Asignar costos indirectos a los centros de costos: Una apropiada división de la empresa en centros de
actividad facilita la aplicación del sistema ABC y de la ejecución contable.
Identificar las actividades por centros de costos: La identificación de las actividades en los diferentes
centros es fundamental.
Determinar los generadores de costos de las actividades: Elección del cost-driver representativo de la
mejor causa-efecto entre consumo de recursos-actividad-producto.
Reclasificar las actividades: Agrupación de actividades comunes para obtener los costos totales por
actividad
Distribuir los costos del centro entre las actividades: Distribución de los costos localizados en los
centros entre las distintas actividades que lo han generado.
Calcular el costo unitario del generador de costos: Se determina dividiendo los costos totales de cada
actividad entre el número de generadores de costos.
Asignar los costos de las actividades a los productos: Con los costos producidos por cada cost-driver, y
de acuerdo a su relación directa con los productos, es posible determinar el costo asociado a las
actividades.
Asignar los costos directos a los productos: Conocidos los costos originados por las compras y
repartidos los costos indirectos entre los productos, culmina el proceso trasladando los costos directos
respecto del producto a cada uno de ellos.
Aplicabilidad:
Empresa con una gran diversidad de productos o servicios y altos volúmenes de producción cuentan con un
ambiente propicio para la aplicación de un sistema de este tipo. También es aplicable a aquellas empresas
altamente competitivas en donde resulta relevante detectar y controlar aquellas actividades que agregan valor,
también hay que tener en consideración en aquellas empresas cuyos costos indirectos de fabricación sean
altamente significativos y en aquellas  que tengan una alta tasa de productos defectuosos. Requiere, en todo
caso, una buena base tecnológica. 
Bibliografía:
Salas, Rodolfo “ABC Costing” Editorial Deusto. 

Tags: docente moderno, maestro moderno, actualidad

Publicado por juang9106 @ 11:37 PM  | ADMINISTRACI?N
Comentarios (0)
Comentarios