Lunes, 12 de agosto de 2013

Pisar los escenarios modernos de la educación (aula, taller, laboratorio, empresa, ciudad etc) implica ser docentes con nuevas características, donde incorporamos capacidades y competencias del ámbito administrativo y empresarial, tenido como enfoque una visión humana y social horizontal, donde destaca la anticipación proactiva como gerente de los agentes, medios y herramientas de los aprendizajes. Investigadores natos y auténticos facilitadores y naturales mediadores en la construcción de los saberes y el quehacer educativo.

Docentes que induzcan a sus alumnos a ser conscientes de su condición y convivencia humana, ciudadanos cooperadores y llenos de sentimientos y altos valores sociales. Jóvenes que participen, sean dinámicos y generadores del cambio y nuevos paradigmas articulados a la modernidad del mercado vorazmente competitivo,  y cuyos dominios en el campo del conocimiento permitan nuevos resultados y hábiles  soluciones a la problemática del mundo global.

Que tarea esta cuyas exigencias son altamente competitivas y cuyos docentes deben sintonizar para no desentonar en la construcción y virtuosa ejecución de esas bellas sinfonías del saber, que solo alguien que está bien preparado puede asumir con capacidad y actitud positiva.

Que es la educación ahora, sino un conjunto de experiencias que no nos dan la seguridad de haberse hecho bien las cosas y por el contrario inducen a estar en permanentes  experimentos y cambios que desde luego tampoco tenemos la certeza de sus bondades. Somos vivencia de la vertiginosa velocidad con que avanza la modernidad que aun encuentra embobados a docentes en su veterana máquina de escribir mecánica, o en su viejo y amarillento libro en donde se detuvo la tecnología y los nuevos avances y descubrimientos, nos es pecado si fuera para su uso y costumbres, pero que puede hacer ese docente frente a jóvenes naturalmente exigentes que caminan y transitan a superior velocidad y tienen mayores inquietudes y curiosidades. Como salirle al frente, con que armas o argumentos. Celular, redes sociales, blog, tablet, pagina web, correo electrónico, almacenamiento virtual, pizarra inteligente, web 2.0,  y toda una serie de instrumentos y herramientas que facilitan la educación  y que el docente debe dominar y usar en el desarrollo de su trabajo gerencial de aula.

Es necesario que los docentes estén plenamente identificados con los retos que la modernidad demanda,  asumiendo con responsabilidad las nuevas y exigentes competencias que han surgido con la modernidad (Nuevo conocimiento, nueva tecnología y competencias que garanticen poder tener dominios en el mercado) pero eso exige tener una mejor concepción de la educación y un sentido revolucionario y apasionado de asumir el rol docente. Es tiempo que el docente acompañe con actitud y aptitud gerencial las buenas prácticas, propuestas y políticas en materia de educación en el aula, taller o campo, destacando por su sensibilidad social y enfoque de gestión moderna que rompa revolucionariamente con los cánones tradicionales de relación con el alumno que en apariencia simulan modernidad, porque este navega, queriendo o no, en otro apasionado mundo de modernidad y facilismo, positivo o no pero de hecho virtualmente real.

Aún tengo presente la lectura relacionada precisamente a esta materia, vale decir en la capacidad de modernización del docente, del aula, políticas , normas y procedimientos que ayuden a hacer mejor nuestra educación, el tema estaba referido a un profesor que por razones “x” se quedó dormido y transcurrieron 30 largos años luego de los cuales despertó y quedó maravillado de los cambios y evolución, todo completamente diferente, tecnología, apariencia y vestimenta de las personas modernísima, autos – taxi que volaban con choferes virtuales, la ciudad era otra, el ambiente era diferente, todo era diferente pero penso en su campo laboral y reflexionando dijo, estoy casi seguro que hay algo que no ha cambiado y se dirigió al colegio en él cual laboraba y cuál fue su sorpresa, encontrarlo tal cual lo había dejado cuando se quedó profundamente dormido, nada había cambiado, allí no había legado la modernidad, que decepción. Esa es la verdad de la educación.

Jgr.


Tags: juan garcia, hermanos carcamo, paita

Publicado por juang9106 @ 13:17  | DOCENTE MODERNO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios