Martes, 03 de febrero de 2009

Permanentemente hemos estado preocupados haciendo ensayos sobre como ligarse y ligar actores en el desarrollo del proceso de aprendizajes y el monitoreo realizado como una real forma de evidenciar si los procedimientos y metodologías funcionan y si es que el "docente" es capaz de cumplir según lo normado sin pensar en lo impuesto mediante el uso de la autoridad, queriendo hacer del jefe (a quien por envidia odian) un antiguo capataz que con el látigo pueda mover al mundo.

Los que hablan de moderna gestión porque en el libro lo leyeron, se lo escucharon a su catedrático como palabra de otro planeta o fue la tarea difícil de su maestría, piensan en razón inversa a lo que expresan, porque son obreros de su mediática limitación y quedan al descubierto cuando lo exponen, porque no tiene la más mínima familiaridad con esos espacios reservados para los que si saben y tienen los dominios porque han sido construidos para eso y no para ser llevadores de libros.

Ya con anterioridad vimos que la única forma de mejorar en esencia la educación será cuando sus docentes sean auténticas personas de éxito, y que no podemos como docentes sentarnos frente a nuestros discentes a comentar lo que nos comento el profesor o leímos en el libro, eso es chatarra de quinta mano pero que penosamente aun existe a pesar de la ruma de títulos que mejor deben usar para calentarse en el frió.

Y así tenemos contadores que son fieles parlantes de sus libros y que se actualizan por el cartón que mayormente no pueden avalar en el terreno, economistas que nunca hicieron un proyecto y mucho menos lo evaluaron más que en dramatización de una clase, administradores que nunca sintonizan con los recursos, tampoco gerenciaron ni fueron capacites de crear una empresa, arquitectos que no diseñan ni su vida y así una gama de improvisados como los especialistas en informática que nunca les corre un programa o se "especializaron en el cachueleo" porque en su carrera fracasaron.

Esta gentita nunca va a ver más allá de su obligación como seudo trabajador, y hasta piensa y se siente como un obrero, con el respeto que se merecen estas personas que si son nobleza fuerza y energía en su trabajo.

Si analizamos dentro de lo formal esta lo informal, sin embargo ni siquiera ese papel cumplen estos seudo docentes, porque es conocido que el aporte de los que ni siquiera aparecen en el organigrama resulta siendo apuntalador en la gestión y el desenlace de la empresa. A estos "informales" que se reúnen para aportar sin ser su obligación, o que se esfuerzan más allá de su trabajo sin buscar el premio, el pago o la recompensa, a ellos nuestro más grande reconocimiento.

Y digo que soy diferente a ti porque alcanzo a ver lo que tu no ves y porque es una realidad que salta a la vista, por eso es que les alcanzo parte del trabajo que hemos realizado como respuesta a las limitaciones que como presión, ejercen algunos docentes que hacen pobre a la educación y dura la vida de jóvenes que no son otra cosa que el producto de su mediocridad.

Que importante es tener docentes que lleven la cátedra y sean capaces de producir intelectualidad mediante sus propios libros.

Lic. Juan García Reto


Tags: educación, docente moderno, maestro moderno

Publicado por juang9106 @ 10:06 PM  | ART?CULOS
Comentarios (0)
Comentarios